jueves, 5 de noviembre de 2015

Gobernador General Gumersindo Méndez 1905-1908


 El General Gumersindo Méndez, electo para el ejercicio constitucional 1905 − 1908, tomó posesión de la Presidencia del Estado el primero de enero como era lo tradicional, mediante un programa de celebración oficial que duró tres días.  Gobernó hasta el 31 de diciembre de 1908.

Gumersindo Méndez Carrero, militar y político, era natural de la Grita, donde nació en 1848 (falleció en Maracaibo el 14 de febrero de 1914).  Participó al lado de Cipriano Castro en la Revolución Restauradora y estuvo en operaciones militares hasta 1904 que el Presidente lo envía a ocupar la Presidencia del Estado Bermúdez y luego la Comandancia de Armas de Guayana el mismo año para allí optar a la Presidencia, en sustitución del general Leoncio Quintana, quien de acuerdo con el decreto de reorganización y nueva Constitución del Estado Bolívar, había convocado a elecciones.

El general Gumersindo Méndez, electo el 6 de diciembre por la Asamblea Legislativa, junto con los generales Luis Valera y Anselmo Zapata Ávila en calidad de primer y segundo Vicepresidente, respectivamente, tomó posesión el primer día del Nuevo Año con un programa que incluyó luego del acto de juramentación, una corrida de toros en el solar de la vieja Aduana y por la noche una función de gala en el Teatro Bolívar.

La celebración se extendió al día siguiente con un banquete que el flamante Presidente del Estado obsequió a los diputados de la Legislatura en el Hotel Guevara donde había un chef de cocina que era mimado por toda la colonia francesa.

La influencia francesa en la Ciudad Bolívar de entonces era notoria por su relación comercial y social con las antillas dependientes de Francia, entre ellas, San Vicente y Martinico.  De manera que en el banquete oficial, al cual asistieron 54 invitados, el menú era totalmente de platos de esa nacionalidad.

Ese día en que se tomó vino Aut. Sauterne, Vieux Listrac y Campagne, se conoció parte del tren ejecutivo del nuevo mandatario: Secretario de Gobierno, Eliseo Vivas Pérez; Jefe de las Milicias, Francisco Croce Moreno; Jefe Civil de Heres, Gral. Tobías Uribe y Alcalde d la Cárcel, Víctor Rodríguez.

El diario vespertino El Anunciador que inició el año 1905 con nuevo logotipo y la columna cotidiana Ayer y Hoy de Zoilo Hermoso, resultó favorecido por uno de los primeros decretos del Presidente del Estado, según el cual las leyes se promulgarían a través de ese vespertino, dado que la Gaceta Oficial dejaría de circular.

El Presidente Gumersindo Méndez poco tiempo estuvo al frente de la gobernación.  Castro lo requirió para otro destino y en su lugar quedó el primer vicepresidente, general Luis Valera, quien prácticamente gobernó casi todo el periodo trienal y a la postre resultaba la mejor garantía de seguridad que planeaba la visita del Presidente de la República, fijada para abril de 1905.

La visita de Cipriano Castro a Ciudad Bolívar, duró cinco días, tras una gira que empezó por Guárico y Apure, luego Ciudad Bolívar, prosiguió hasta el Territorio Colón (Paria), Margarita y finalizó en el Estado Bermúdez (Cumana).

Pero si el general Gumersindo Méndez no pudo concluir su mandato, sino que lo abandonó prematuramente, tampoco pudo terminárselo el Vicepresidente encargado, general Luis Valera, pues este caería enfermo de muerte en septiembre de 1907.  Ese mismo año también fallecieron  Marco Aurelio Uribe Toledo, Cónsul de Colombia en el Estado, con apenas cuatro meses de nombrado, y el general Fermín Bello, quien había sido Presidente del Estado y nombrado del Congreso Nacional.

El Presidente Luis Valera cayó muy enfermó el 9 de septiembre y el 24 era tan grave su estado que el cuerpo médico que lo atendía decidió su traslado a Caracas.  Castro envió al efecto el buque de guerra El Restaurador que llego el 26 y zarpó al día siguiente con el enfermo, acompañado del Secretario General de Gobierno, Coronel Sebastián Alegrett;    de los médicos Luciano Holmquis, Rafael Requena y de sus amigos Ángel Mattey y Juan Semidey.  Quedó encargado de la Presidencia del Estado, el Presidente de la Corte Suprema, Dr. Antonio María Delgado.

El Restaurador llegó a la Guaira el 28 por la tarde y el diario El Luchador que emitía boletines diarios sobre el estado de salud del magistrado, informó de su muerte ocurrida el 13 de octubre luego de una intervención quirúrgica.

De manera que el trienio constitucional fue cubierto por tres presidentes: Gumersindo Méndez, Luis Valera y Antonio María Delgado, durante el cual se creó la Lotería del Estado, se dispuso la organización del Archivo Público, se creó la Escuela de Artes y Oficios, se reanudaron los trabajos de la antigua Alameda decretada Paseo Restauración, se reparó el Matadero Municipal, se inició la Biblioteca del Colegio Nacional, se reparó el Palacio Episcopal, se dispuso el embarandado de hierro y arreglo de los jardines del Teatro Bolívar, se dispuso la construcción de las aceras laterales de la parte exterior de la Plaza Bolívar, se decretó construcción  de la Plaza de la Aclamación en Soledad,  se dispuso erigir un busto de bronce del Dr. Ramón Isidro Montes en el Jardín Norte del Teatro Bolívar, se terminó la reconstrucción del Hospital Ruiz, se dispuso reconstruir igualmente el Hospital Las Mercedes, se firmó contrato para la construcción del puerto de Ciudad Bolívar, construcción del Hipódromo y regulación de la explotación del caucho.

El 20 de agosto de 1907 fue suscrito un Contrato entre el Ministerio de Obras Públicas y el ciudadano Rafael Segundo Sordo, para la construcción de un moderno Puerto en Ciudad Bolívar.

De acuerdo con las cláusulas del convenio debía constar de un muelle corredizo, flotante, de hierro y madera, 100 metros de largo por 11 de ancho.  La construcción se pautaba dentro del primer año siguiente y se otorgaba al constructor el derecho exclusivo de explotar el muelle mediante la siguiente tarifa: Bs. 1 por cada 100 kilogramos de mercancía (provisiones, ferreterías, pieles, resinos, cobre, oro, frutos y otras producciones del país);  Bs. 0,25 por cada 100 kgms de madera y tablas, carbón y otros minerales y materiales de alfarería; Bs. 0,50 por burros; 0,25 por marranos y chivos y 12 y medio céntimo por cabeza.  El derecho de explotación se fijó por lapso de veinte años, al cabo de los cuales las obras pasarían a manos del Estado sin indemnización retributiva.

El primer Hipódromo que tuvo Ciudad Bolívar se construyó en la parte oriental de la ciudad por iniciativa del Jockey Club con la colaboración del Concejo Municipal  y el Ejecutivo Regional.  Constaba de una pista de 600 metros por 12 de ancho, para seis caballos.  Tribuna para 500 personas y casilla para el Juez y Comisarios.  Se hizo por el sistema de acciones y fue inaugurado por el Presidente del Estado, Dr. Antonio María Delgado, con dos eventos hípicos en los que participaron caballos traídos de la Isla de Trinidad y El Callao.  Entonces un caballo para labores de llano costaba entre 50 y 60 bolívares y 20 onzas el apto para carreras.

La riqueza de los bosques del Estado residía en los árboles productores de caucho, balatá o purguo; aceite de copaiba, sustancias colorantes y otras resinas.  Pero eran talados por los explotadores a fin de extraerle el máximo de rendimiento.

Esta forma tradicional de explotación llevó al Ministerio de Fomento a dictar el 13 de enero de 1907 una Resolución prohibiendo en absoluto la tala de los árboles señalados en terrenos baldíos de la nación.  Basado en esta Resolución el Presidente del Estado, Luis Valera, dictó un Decreto en septiembre del mismo año disponiendo la explotación solo en los árboles que hubieran alcanzado el desarrollo necesario.

Solo estos árboles eran capaces de resistir los procedimientos de extracción que consistían en incisiones y perforaciones que no podían pasar de la primera y segunda capas corticales.  Tales incisiones y perforaciones eran limitadas al cinco centímetros de ancho.  Esto a objeto de que en espacios descubiertos pudiera regenerarse la corteza, para lo cual era indispensable también cubriría con arcilla o greda a fin de impedir la putrefacción o muerte del árbol.

El 14 de septiembre se abrió en el Estado el periodo electoral para renovación de los Poderes Públicos. Se realizaron cuatro días luego las Asambleas populares para la escogencia de concejales de distritos y representantes a la Asamblea Legislativa.

Resultaron electos diputados los doctores José Tadeo Ochoa y Antonio María Delgado, por Heres; doctores Luis Antonio Natera Ricci e Hilario Machado, por el distrito Independencia; doctores Wenceslao Monserrate Hermoso y Julio Calcaño, por Sucre; doctores Luis Godoy Fonseca Rafael Requena, por el distrito Monagas; coroneles Antonio María Baldó y Jerónimo Tinoco, por Cedeño y por el distrito Miranda, el Gral. Blas Arismendi y Cnel. Ricardo Ortiz.

La Asamblea Legislativa inauguró sus sesiones el primero de diciembre bajo la presidencia del doctor José Tadeo Ochoa, y fijó el 7 de diciembre para al elección del Presidente del Estado.
Efectivamente, esa fecha y en horas de la mañana ocurrió la elección resultando favorecido como Presidente para el trienio 1908 − 1911, el Gral. Francisco Linares Alcántara.  Primer y segundo Vicepresidente, Dr. Antonio María Delgado y Gral. Timoteo Carvajal, respectivamente.


El 17 de diciembre, la Asamblea Legislativa eligió a los doctores Luis Alcalá Sucre, en calidad de Presidente; Wenceslao Monserrate Hermoso, como Relator y Cipriano Fry Barrios, Canciller, para conformar la Corte Suprema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada