lunes, 28 de septiembre de 2015

Gobernador C.E. Oxford Arias 1969-1970



Abogado y político. Le tocó iniciar como Gobernador de Guayana, el período constitucional de Rafael Caldera, para lo cual hubo de abandonar el 13 de marzo de 1969 la primera Vicepresidencia del Concejo Municipal de Heres. Gobernó hasta el 31 de mayo de 1970.
            El doctor Carlos Eduardo Oxford Arias, nació en El Palmar el 5 de noviembre de 1923. Estudió primaria en su lugar de origen y Guasipati. En Ciudad Bolívar cursó la secundaria y luego viajó a Caracas para estudiar y doctorarse en ciencias políticas y Sociales en la Universidad Central de Venezuela. La tesis de grado versó sobre la Citación  en el Código de Procedimiento Civil.
            Su profesión nunca dejó de ejercerla en el Estado, con Ciudad Bolívar siempre como centro principal de actividad, siendo estudiante universitario, penetró en el ambiente político haciendo buenas migas con COPEI, partido socialcristiano en el cual se inscribió posteriormente (1958) y llegó a ser primera autoridad seccional (1963-1970).
            En 1968 fue electo concejal del Distrito Heres, curul que dejó para ejercer la Gobernación luego de ser designado por Decreto (13 de marzo de 1969) del Gobierno de Paúl Von Búren, doctor en farmacia de principios socialcristianos que comenzaba a incursionar en la política.
            Tuvo la suerte de Gobernar el primer año con una Asamblea Legislativa presidida por Francisco Álvarez Medina, copeyano al igual que Víctor Abad Martínez, los dos únicos de la tolda verde de los 12 diputados que conformaban el cuerpo legislativo. Tuvo que ingeniárselas para gobernar con una oposición diversa y mayoritaria que empezando el Gobierno introdujo una ley de Escalafón Magisterial, presentada por la fracción del MEP, y la cual garantizaba estabilidad a 491 docentes dependientes del Gobierno Regional, así como primas económicas que obligaban al estado a incrementar el presupuesto por ese concepto en un millón 500 mil bolívares. La Ley la aceptó el gobernador sin reparos y fue ejecutada y ordenada su promulgación el 18 de abril de ese año del 69.
            La situación económica del Estado, a juzgar por las declaraciones de los dirigentes empresariales – Andrés Bello Bilancieri, en Ciudad Bolívar y Marcos Sanoja, en Caroní- no era satisfactoria pues la actividad bancaria como hotelera y comercial en general disminuía a la par que se apreciaba un acentuado estancamiento en la industria básica de Guayana en contraste con la explosión demográfica.
            El aumento progresivo de la producción aurífera del sindicato de patronos de El Callao y el descubrimiento de placeres diamantíferos aluvionales en San Salvador de Paúl  y el Guaniamo contribuían, sin embargo, apaciguar el malestar económico. Los campesinos abandonaban sus tierras atraídos por los placeres diamantíferos que durante el segundo trimestre de 1969 arrojaron 14.904.54 quilates de piedras preciosas. La fiebre por el diamante fue tal que los mineros colgaban sus hamacas en el propio Aeropuerto de Ciudad Bolívar aguardando cupo en las avionetas aerotaxis.  Entonces fueron despachados 194 vuelos de avioneta llevando gente a San Salvador de Paúl y siete mineros murieron mordidos por serpientes.
            El diamante más grande de Paúl  pesó 75 quilates, pero por tener defectos sólo dieron por él 150 mil Bolívares. El hallazgo se lo atribuyeron  a un minero apodado El Húngaro asociado con otros tres. El más grande encontrado en las minas del Guaniamo pesó 57.85 quilates. Este si era de talla y color amarillo. Lo halló un humilde minero de El Palmer de nombre Víctor Jesús Túnez (35). Después del diamante de Barrabas (155 quilates) resultaba la piedra preciosa pura más grande hallada en las minas de Guayana.
            Estos hallazgos que no escapaban al sensacionalismo periodístico hacían más atractivos estos lugares, no sólo para el minero profesional y comerciante sino para quienes querían probar suerte en este campo tan azaroso y aventurado. Hasta artistas y escultores como Julio Manuel Barreiro Rivas llegamos a ver con una surruca
            Este escultor, en sus momentos de ocio, llegó a modelar con barro negro en morichales, un monumento a San Salvador de Paúl en lo alto de la colina más próxima al valle. La escultura con los brazos abiertos media 11 metros y pesaba 11.500 kilogramos. Barreiro Rivas fue el escultor de los bustos de José Antonio Páez y Constantino Geraldino en las plazas de su nombre en Ciudad Bolívar.
            Y si bien la actividad en las minas diamantíferas de la selva tropical de Guayana era crecientemente dinámica en la Zona del Hierro, Hospitales y Núcleo Bolívar de la Universidad de Oriente los brazos caían en paros y huelgas frecuentemente.  En el caso de la UDO era porque la comunidad  se consideraban madura para autonomía universitaria.
            El ambiente bolivarense durante los catorce meses del gobierno de Oxford-Arias burbujeaba de efervescencia no solo por los paros laborales y estudiantiles, sino por las crisis internas de los partidos y las pugnas políticas a nivel de los cuerpos colegiados que se disputaban el control de las directivas, incluyendo Concejos Municipales y Asamblea Legislativa.
            En Acción Democrática pugnaban dos corrientes locales irreconciliables, una encabezada por el concejal y secretario de organización ditrital, Antonio José Grimaldi, y otra por el diputado al Congreso y líder agrario Justo González.
            En Municipalidad de Heres hubo de ausentarse su Presidente, médico Celestino Zamora Montes de Oca, por razones de Salud. Debió sustituirlo la primera Vicepresidenta Nívea de Hernández. Pero la fracción de AD que había pasado a ser mayoría con el voto del independiente electo con las planchas del MEP, pastor evangélico José Luis Orsetti, en la ocasión segundo Vicepresidente, esgrimía con fuerza el reclamo según el cual debía ser Orsetti el sustituto temporal de Zamora Montes de Oca y no la concejal de Hernández, por no ser ésta Concejal principal sino suplente del entonces Gobernador  Oxford Arias.
            Luego de una larga disputa en la que chocaron las competencias del cuerpo con las de la presidencia, afectando la estabilidad de funcionarios y hasta de miembros de las juntas comunales de municipios foráneos como La Paragua, Zamora Montes de Oca debió dejar su largo permiso para reasumir la presidencia edilicia y zanjar una crisis que perfilaba a Grimaldi dentro de AD, como un caudillo de temer.
            El concejal Antonio José Grimaldi no hacía sino preparar el terreno para oxigenarse, como efectivamente ocurrió el 19 de abril de 1970, cuando fue electo Presidente Municipal, gracias al voto de Orsetti. Desde la presidencia edilicia le fue entonces más cómodo en virtud de los recursos, controlar a la seccional distrital de AD.
            AD, después de un año fuera del Gobierno y de los cuerpos deliberantes principales del Estado, había logrado controlar la Municipalidad. Le restaba la Legislatura y al efecto logró convencer al Directorio Regional de URD para que rompiese el pacto a nivel de Asamblea Legislativa y por lo menos neutralizar las decisiones seis a seis, situación que obligada a decidir por la suerte. Pero Stella Cabrera. única diputada urredista, desacató la orden del Directorio y permaneció fiel al pacto original de rotar la Presidencia de la Asamblea entre los diputados de COPEI, MEP, URD, FDP y CCN. Por lo menos era más seguro que jugar lotería. Esa fidelidad de Stella permitió que el diputado mepista Roger González resultara electo Presidente para el periodo 1970 y de paso esa mayoría relativa aprobase la gestión político administrativa de Oxford Arias, pues AD pensaba vindicar las denuncias de irregularidades administrativas que según el mensaje de Oxford Arias, había cometido su antecesor, el gobernador Sanoja Valladares.
            El Gobernador Oxford- Arias salió airoso, pero no a nivel de su pelea casada con el Presidente de la CVG, Gral. Rafael Alfonso Ravard a quien apodaba el Virrey por querer actuar como un Estado dentro de otro Estado, sino a nivel de su partido donde, al igual que en AD, había dos fuertes corrientes locales en pugna. La que el propio Gobernador apoyaba, comandada por el abogado Frank Centeno y la del diputado Luis Guillermo Pilonieta y doctor Alcides Sánchez Negrón. Ambos pleitos los perdió el Gobernador pues pronto fue sustituido en la Gobernación por el arquitecto cevegista, Manuel Garrido Mendoza.
            Durante la gestión de Oxford  Arias se registraron los siguientes hechos en el Estado: Resolución favorables a la comunidad del conflicto entre la Electricidad de Ciudad Bolívar y Concejo Municipal, por decreto rebajando la tarifa eléctrica; reestructuración de la Banda Dalla Costa y de la Escuela de Música que paso a dirigir el profesor Fitzi Miranda en sustitución de Rafael Acosta Moleiro; acuerdo con la Asociación Venezolana de Periodistas para mantener en la Dirección de Relaciones Públicas a un miembro de la AVP; concepción del proyecto de restauración de la Cárcel vieja de Ciudad Bolívar; inauguración XI Feria Agropecuaria por el ministro José López Luque; decreto del gobernador disponiendo la creación del Museo de Arte Moderno Jesús Soto y una partida inicial de 300 mil bolívares para construcción del edificio sede (avenida Germania), proyectado por el arquitecto Carlos  Raúl Villanueva; creación de la Sucursal de la Corporación Venezolana de Fomento; nombramiento del general de brigada Enrique la Cruz Parili, comandante de de la VI División de Selva en reemplazo de su homólogo Eloy Peñaloza Clavijo; nombramiento del coronel J.M. Contreras Méndez, comandante del Batallón Urdaneta 61 y del Tcnel. Sergio Enrique Jiménez, comandante del Cajigal; creación del Batallón de Cazadores Vicente Campo Elías Nº 13; Rescate de la avioneta de Jimmy Ángel por la Fuerza Aérea Venezolana con motivo de su año jubilar; inauguración por el ministro José Curiel de la prolongación del Paseo Orinoco desde el Puerto Blohm al San Rafael (2 Km. 14 millones); primera etapa de la Avenida República y Cancha Deportiva en el Paseo Gáspari, en Ciudad Bolívar y en Ciudad Guayana (Villa Manoa), 433 viviendas multifamiliares y un grupo escolar; iniciación por parte del MOP de la restauración de la Casa del Correo del Orinoco con la asesoría de Joaquín Martínez, especialista en restauración y luego haber sido comprada a los hermanos Torres, quienes la tenían alquilada para una venta de parrilla; descubrimiento de la mina de bauxita de Los Pijiguaos; proyecto de la avenida principal de Caicara; construcción de las plazas públicas de Moítaco y Aripao; construcción de las iglesias del Miamo y Santo Rosalía y carretera de la Bonitas.
            Otros acontecimientos registrados en el estado: primera exposición de Caricaturas de Zapata patrocinada por el Grupo 17.9, de vida efímera; Tarde del 800 escenificada con la llegada de Humbolt a Ciudad Bolívar, representado por el traumatólogo César Bello D’ Escrivan y fiestas con trajes de la época en la casa de San Isidro, organizado por el poeta Rafael Pineda a beneficio del Proyecto de un Museo para Ciudad Bolívar, distinto al Museo Soto; realización del VI Congreso  Venezolano de Tisiología y Neumonología con asistencia de 250 delegados y presidencia del Dr. Salvador Rodríguez; pago de 100 millones de bolívares al Fisco por la Orinoco Mining Company por derechos de explotación y venta de 12.695.231 toneladas de hierro durante 1968; Primer Salón de Pintura de la Casa de la Cultura, ganado por Rosendo Magallanes y Beltrán Vallejos; Corrida del Clásico Hípico “Simón Bolívar” en el Hipódromo Angostura, narrado por Alí Kahn; liquidación del instituto de Investigaciones Antropológicas “Vicente Puppio” fundado por el doctor Jorge Armand, quien se fue a la India debido a que la UDO le negó recursos para llevar adelante la institución; asalto al hospital Ruiz y Páez con prejuicio de la nómina de pago, por cinco hombres armados que el delegado de la PTJ Dr. Jesús Gómez Ávila atribuyó a las FALN; dos muertos y varios heridos en caravana de Feria Agropecuaria, entre ellos, Tomás Rivilla, al estallar un saco de fuegos artificiales a bordo de una camioneta PIC-UP. (En Diciembre del 66 Rivilla había sufrido accidente similar en su casa de comercio frente  a la Catedral) Tapaquire, pueblo de indios Karinya fundado por Centurión en 1769 cumplió 200 años; segunda edición del Premio de Poesía Alarico Gómez ganado por poetas Luis Camilo Guevara y Enrique Hernández D’ Jesús, según decisión del jurado integrado por Luis Alberto Crespo, Francisco Pérez Perdomo y Argenis Daza Guevara; Vilmazoluleka, la obra teatral de Levy Russel fue presentada en la Concha Acústica; hostilización de los indios Arekuna contra el inmenso Hato La Vergareña por posesión de sus tierras que la finca estaba abarcando hasta El Casabe y Caño Blanco; Traslado a Caracas  bajo la promesa de ser devueltos, 45 documentos originales de la Campaña de Carabobo localizados por Ricardo Pardo en el Archivo del Concejo Municipal, con el fin de ser restaurados y transcritos; creado bajo la presidencia de Humberto Salicetti el Club Náutico de Ciudad Bolívar; llegada al misionera pueblo de Kavanayen el primer vehículo automotor; designación del poeta José Sánchez Negrón, Cronista de Ciudad Bolívar en sustitución de Ángel del Valle Morales (antes lo habían sido Monseñor Constantino Maradei Donato, Ernesto Sientes y Adán Blanco Ledesma) y aparición del diario matutino El Expreso; fundado por los hermanos Guzmán Gómez bajo la dirección de José Manuel (Chemelo) el 16 de agosto de 1969. Formato Standard editado en la primera rotativa off-set llegada a Guayana e instalada en la calle Dalla-Costa.
            El doctor C.E. Oxford Arias gobernó hasta el 31 de mayo de 1970 cuando tomó posesión el arquitecto Manuel Garrido Mendoza, un caicarense de 44 años a quien la CVG ocupaba como jefe de estudios y proyectos de la urbanización El Roble de San Félix.
            El Presidente Rafael Caldera propuso entonces a Oxford-Arias la Dirección General del Ministerio del Trabajo y el gobernador destituido le respondió: Presidente, yo estoy sembrado en Guayana como la Piedra del Medio.
Aeternum vale
            Durante el tiempo gubernamental de Oxford-Arias fue conmovida La Opinión pública regional por la despedida eterna de:
            +Rómulo Gallegos, autor de la nueva Canaíma, ambientada en la selva de Guayana y quien falleció en su Ciudad Natal, Caracas el 5 de abril de 1969, a la edad de 85 años. Había nacido el 2 de agosto de 1884.
            +Natalio Valery Agostini, fundador de empresas e instituciones gremiales y culturales, propulsor del desarrollo económico y social del Estado. Falleció el 2 de noviembre de 1969 a la edad de 80 años. Había nacido en navidad en 1889 a bordo de un barco llegando al Puerto de Marsella (Francia). Era hijo de la guariqueña María Antonia y del corso Carlos Valery.

            +Tiburcio Guevara, músico y fotógrafo. Falleció el 19 de marzo de 1969 a la edad de 73 años. Fue fotógrafo de la PTJ y también pianista y guitarrista distinguido en varias orquestas, desde la época del Cines Mudo, junto con el cuatrista Nicanor Santamaría, el flautista Ramón Díaz y el violinista y librero Juan Requensens.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada