lunes, 21 de septiembre de 2015

Gobernador José Miguel Gómez Bello 1979


Abogado y político. Siendo Secretario General de Gobierno adquirió el titulo de Gobernador por decreto 3053 de la Presidencia de la República, el 6 de febrero de 1979. Gobernó hasta el 12 de marzo. Apenas 34 días.
            El doctor José Miguel Gómez nació en Ciudad Bolívar el 28 de octubre de 1941. Realizó sus primeros estudios en colegios bolivarenses y de Caracas. Graduado de abogado en la Universidad Central, contrajo matrimonio con Maritza Rivero (3 hijos).
            A su padre homólogo los bolivarenses lo identificaban como el Pope Gómez, acaso porque pensaba y escribía poemas como el poeta inglés del siglo XVII ya a él, desde niño, le calzaron el cognomento de Mickey por lo travieso o tal vez por su calidad de exquisito ratón de biblioteca.
            Su madre, Clementina Bello, fue la eterna tesorera de la Revista Oriflama  de los estudiantes de la Escuela Federal de Varones en tiempo de la dictadura gomecista y de la cual era directivo su esposo J.M. Gómez Rangel. Ambos fueron medinistas activos y acompañaron a Jóvito Villalba durante el tiempo trascendental de URD.
            El Dr. J.M. Gómez Bello, casi se contagia con el sarampión amarillo en su etapa de adolescente, pero le pareció mejor Acción Democrática y allá fue a tener y ya siendo joven profesional de la abogacía lo nombraron presidente de la Comisión Electoral Interna. Más tarde, en 1985, lo responsabilizaron del área geopolítica y desde allí pasó a ser Secretario de Asuntos Municipales y delegado a la Convención Nacional.
            En 1974, el gobernador Domingo Álvarez Rodríguez lo nombró su Secretario Privado, iniciando de esta manera su carrera en la administración pública y siendo Secretario General de Gobierno de Álvarez Fernández accedió a Gobernador el 6 de febrero de 1979. Gobernó hasta el 12 de marzo del mismo año, apenas 34 días, dada la circunstancia electoral que impuso un cambio de gobierno de signo políticamente opuesto al que representaba en el Poder.
            Tres problemas tenía Gómez Bello sobre el tapete en esos días: deficiencias presupuestarias montantes en 14 millones de bolívares; el problema del agua que a esa altura no acababa de resolver el Acueducto de Gurí inaugurado apenas tres meses y la gastroenteritis que registraba 20 niños muertos entre 20 mil casos al año.
            La deficiencia presupuestaria la resolvió con créditos adicionales y los demás eran problemas de solución a largo plazo, pero el acueducto de Gurí, a pesar de lo distante, estando tan cerca el Orinoco, era un paso importante como lo era también una serie de ambulatorios que se había empezado a construir en la periferia de las ciudades para atender más eficientemente las zonas marginales al mismo tiempo que se descongestionaban los Hospitales.
            En tiempos de Raúl Leoni, el Gobernador Pedro Battistini Castro construyó el Ambulatorio de Medicina Preventiva de la Sabanita y ahora, pocos días antes del traspaso del Gobierno, el Presidente del IVSS, Enzo Domínguez, vino a Ciudad Bolívar para poner en servicio otro Ambulatorio, construido en el Barrio Obrero por la CVG a un costo de 9 millones de bolívares y con capacidad para atender 50 mil afiliados del Seguro Social.
            También vino el 15 de febrero, aniversario de la instalación del segundo Congreso de Venezuela en Angostura, el Presidente de la República Carlos Andrés Pérez, a inaugurar la Catedral y la Casa del Congreso de Angostura, restauradas durante su quinquenio. En esa ocasión, el historiador José Luis Bastardo, Ministro de Estado, al pronunciar un discurso, dijo: “Quiere el Presidente Carlos Andrés Pérez que sepa el pueblo de ciudad Bolívar y de Guayana que tendrán en próxima oportunidad una estatua ecuestre del Libertador. Se conservará la estatua estante que esta ciudad tiene, que tiene su valor histórico, pero esta metrópoli del Sur de Venezuela ha de lucir en el futuro un Bolívar a Caballo, un Bolívar cabalgando como jinete de la esperanza”. Los bolivarenses no recibieron con agrado tal anuncio y lo rechazaron públicamente.
            En la inauguración de la Catedral, reconstruida y restaurada conforme a los planos originales, estuvo presente, además del Presidente de la República, el episcopado venezolano. Tres mil personas cantaron la misa inaugural, ubicadas alrededor del templo. Cantó también, en los momentos más solemnes de la misa, el grupo de Cantores de la Catedral de Caracas y un Coro de indígenas Pemón cantó el Padre Nuestro en su propio idioma.
            Debido a que el MAC detectó en la zona fronteriza con Brasil ciertos males vegetales y animales como el Rola del Café, la Tristeza que ataca  los cítricos, la peste porcina africana y el virus C de la aftosa, el gobierno instaló alcabalas sanitarias en Santa Elena, Paraitepui e Icabarú. Y como si esto fuese poco, un vasto incendio se desató en la Gran Sabana avanzando hacia la Misión de Kavanayen. Debido a que los métodos tradicionales resultaron ineficaces para su extinción, el Ministro del Ambiente, Dr. Arnaldo Gabaldón, contrató dos aviones DC-6 en los Estados Unidos, especialmente equipados para esta emergencia.
            Y mientras la Gran Sabana se quemaba, el Ministro de la Defensa, general Fernando Paredes Bello, se apresuraba en inaugurar en Santa Elena el Destacamento Nº 80  de las Fuerzas Armadas de Cooperación que ya por adelantado se había sumado a equipos de Edelca para controlar las llamas que afortunadamente solo arruinaron la vegetación baja.
            El 4 de marzo la Asamblea legislativa del Estado comenzó un nuevo período constitucional bajo la presidencia del Dr. David Natera Febres, electo por unanimidad de los diputados de AD, COPEI y URD.
            Vicepresidentes resultaron electos el doctor Frank Centeno (COPEI) y Víctor Mezone (AD). Secretarios, los bachilleres Jesús Rodríguez Estanca y Víctor Figueredo.
            Durante los 34 días que duró el gobierno de Gómez Bello, se registraron los siguientes hechos en el Estado: la CVG rechazó el anteproyecto del Museo de Ciencias para Ciudad Bolívar, encomendado al arquitecto Tomás Sanabria, toda vez que se le había pedido un proyecto modesto, de unos tres módulos, aprovechando los terrenos y un antiguo inmueble de la Cervecería de Ciudad Bolívar, pero el arquitecto elaboró uno muy ambicioso. Que abarcaba la expropiación de varias manzanas para la formación de un complejo que habría costado 300 millones de bolívares.
            El General Jhon Kavanagh pasó a comandar la VI división de Infantería  de Selva; se desplomó el Reloj de Sol de la Plaza a la entrada de La Sabanita; el periodista Alexander Compiani, del diario El Expreso, fue detenido por decisión de un Juez Militar y trasladado a la Cárcel de la Pica en Monagas luego de implicar a efectivos de la Guardia Nacional en el tráfico de indocumentados mediante una sostenida campaña de prensa.
            El 12 de marzo de 1979 concluyó el mandato de Carlos Andrés Pérez y consecuencialmente el del gobernador J.M. Gómez Bello, quien se retiro al libre ejercicio de la abogacía y también como asesor de la Procuraduría General del Estado.


general del Estado.
Aeternum vale

            + José Francisco Miranda (Fitzi), falleció el 24 de abril de 1978. Músico y compositor. Fundador de la emisora Radio Bolívar, Director de la Escuela de Música “Carlos Afanador” y de la Banda “Juan Bautista Dalla Costa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada