lunes, 21 de septiembre de 2015

Gobernador Jesús Álvarez Fernández 1977-1979


Ingeniero civil y político. Fue designado Gobernador del Estado el 13 de octubre de 1977. Tomó posesión el 15 y gobernó hasta el 6 de febrero de 1979, cuando asumió la Secretaria General de su partido.
            El ingeniero Jesús Rafael Álvarez Fernández nació en Caracas el 30 de enero de 1935, de padres upatenses. Sus estudios de primaria, secundaria y superior, los realizó en la Capital de la República. Con una tesis sobre trabajo experimental de pavimentación asfáltica, se graduó de ingeniero civil en la Universidad Central Luego prosiguió estudios de especialización en los Estados Unidos, específicamente en la empresa Macomber de Ohio.
            De vuelta en Venezuela comenzó a ejercer la profesión en la empresa Preverca de Cagua (Maracay) y de allí decidió probar suerte en la Administración Publica, primero como adjunto al ingeniero del Gobierno del estado y luego como Director del MOP, zona 5 de Carabobo.
            Hombre de temperamento alegre, con buen sentido del humor y aficionado a todos los deportes, Jesús Álvarez Fernández fue llamado por el Presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, para que trabajara a nivel del Poder Central, en el Ministerio del Transporte y Comunicaciones, del que llegó a ser en poco tiempo Director General o Viceministro, posición que ejerció hasta el 23 de octubre de 1997, cuando el jefe de Estado lo designó Gobernador del Estado Bolívar en reemplazo del Ing. Fotunato Adrián Morillo.
            En compañía de su esposa Teresita Mayorca (5hijos) tomó posesión el 15 de octubre en acto cumplido en forma sencilla en el Palacio del Poder Ejecutivo. En esa oportunidad el nuevo gobernante Álvarez Fernández dijo que su mayor preocupación la constituía la existencia de dos patrones de desarrollo diametralmente opuestos: la riqueza del complejo industrial de la confluencia Orinoco-Caroní y la pobreza de la marginalidad persistente generada por esa misma riqueza.
            Al siguiente día de la toma de posesión, los bolivarenses volvieron a recordar al Héroe de Chirica, pues cumplía 160 años de su fusilamiento en la Plaza de Angostura. A propósito, el historiador Ricardo Pardo había hecho saber a los citadinos que el nombre  de Piar no era Manuel Carlos sino Manuel  María Francisco  y que no nació en 1777, sino en 1774, según partida de bautizo aparecida en la Iglesia Santa Ana de Curazao, hallada por el Padre franciscano William Brada. Piar, conforme a tal papeleta, nació el 26 y fue bautizado dos días después, el 28 de abril de 1774, hijo de Isabel Gómez, venezolana, y de Fernando Piar, canario.
            El de Carlos Andrés Pérez fue tiempo de abundancia, de los grandes créditos y del movimiento cooperativista. De allí que el presidente de Corpoindustria, Ingeniero Carlos González López, inaugurase en Ciudad Bolívar, parejo con la entrada del nuevo Gobernador, el Centro Cooperativo Las Moreas, dependiente de la Cooperativa Auyantepuy que entonces era la más grande del país y con capacidad para atender a unos 30 mil afiliados.
            Para este centro de Bolívar, así como para otras ampliaciones en Upata, Los Robles, y Alta Vista, la Cooperativa, presidida por César Gil Páez, recibió de Corpoindustria un Crédito por 40 millones de bolívares.
            El centro funcionaba en un edificio moderno construido en Las Moreas para tal fin y que luego con el tiempo, al fracasar la Cooperativa, quedaría abandonado sin que se pudiera aprovechar siquiera para satisfacer la escasez de espacio físico que padecía tanto la UDO como la Universidad de Guayana que vendría después, pues la UNEG era oferta del candidato copeyano Luis Herrera Campins en la campaña electoral de ese momento, mientras el candidato AD, Luis Piñerúa Ordaz, prometía elevar el politécnico de Puerto Ordaz a la categoría de Universidad.
            Fue entonces cuando intervino el decano del Núcleo Bolívar de la UDO, José Herrero Noguerol, planteando que la cuestión  de la Universidad de Guayana debía apartarse de la disyuntiva electoral, señalando al mismo tiempo, que con antelación el gobierno de la UDO se ha empeñado en un subsistema integral regional para Guayana equivalente a lo que se quiere señalar como Universidad del Sur.
            El gobernador Álvarez Fernández no reestructuró su tren ejecutivo sino trece días después de la toma de posesión. Al efecto, designó Secretario General al Dr. J.M. Gómez Bello; Director de Turismo, Lic. Jenny Rojas; Director de Obras Públicas., Ing. Martín Landaeta; director de cultura, Marcos Tulio Cardozo; de Relaciones Públicas, Leonel Salom Rivas y Prefecto de Heres, doctor César Reyes Chacin.
            Inmediatamente presentó ante la Asamblea Legislativa presidida por el profesor Carlos Lee Guerra, el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Gastos Públicos para 1978, montante para programas ordinarios de administración e inversión y el resto para administración e inversión en coordinación con el Poder Nacional.
            Uno de los problemas con los cuales se encontró Álvarez Fernández fue el de las múltiples quejas de contratistas y empresas de servicio por la tardanza en hacer efectivo sus cobros al ejecutivo. La contraloría del estado, al frente de la cual se hallaba el economista Carlos Eduardo Henríquez  Ghinaglia, librada a su organismo de responsabilidad, alegando que había que dar 18 pasos; entre ello, uno era el de la Contraloría por lo que quedaba descartado que fuera ella la responsable de la dilatación. Por lo menos se eliminaron diez pasos y como también existía el problema de que el estado no sabía o no tenía inventario de sus bienes. Fue necesario paralizar la administración el 30 de noviembre para hacer por primera vez un censo de los bienes.
            Así supo el Estado cuántos bienes tenía, pero lo que jamás ha podido saber es cuanto debe presupuestar anualmente para su mantenimiento. Conservación y mantenimiento ha sido el eterno problema de los bienes públicos. Especialmente de ese gran bien público nacional que es el Casco Histórico de Ciudad Bolívar que ha tenido en los Concejos Municipales su peor enemigo, hasta el punto de que el Concejo presidido por Antonio José Grimaldi resolvió ese año demoler 300 inmuebles abandonados y en estado de ruina. Afortunadamente hubo una protesta general y fueron pocos los demolidos.
            Eso ocurrió a escasas semanas después de haberse celebrado en la ciudad un Coloquio Internacional con el fin de analizar los proyectos de rescate del Casco Histórico y conocer las características formales y especiales del mismo.
            Al coloquio realizado entre el 28 y 30 de junio (1978) asistieron arquitectos y especialistas en materia de conservación y restauración de México, Puerto Rico, Panamá, República Dominicana, Estados Unidos y Venezuela y se reunieron en el salón de sesiones de la Asamblea Legislativa. De allí salió la idea del programa de revitalización que se puso en práctica años después así como la idea de un estudio para ubicar las características comunes de la arquitectura que aparece tanto en Ciudad Bolívar como en Coro, República Dominicana, Puerto Rico y Zona Costera de Colombia y Panamá. Panamá como era de esperarse, reclamó su estatua símbolo en la Plaza Bolívar de Angostura, pues también el istmo fue liberado por Simón Bolívar.
            Del  lapso gubernamental del ingeniero Jesús Rafael Álvarez Fernández, datan la terminación de los Estadios de El Callao y La Sabanita, la segunda etapa de la Avenida España, centenares de viviendas en las zonas rurales, la Galería de Hombres Ilustres de Guayana (40retratos) encargado al pintor Norberto Liendo bajo los auspicios del Ircopahidec; la buena pro concedida por la CVG a la empresa “Ramos-Spera constructora” para la ampliación del Museo de Arte Moderno Jesús Soto; la incorporación de 1.032 docentes del Estado al IPASME; el reparto de más cien máquinas de coser a madres necesitadas por parte de la Fundación del Niño; la carretera El Manteco-La Vigía; la creación de 20 hogares de Cuidado Diario: la constitución de Interalumina (noviembre); el ensamblaje de tractores por parte de Fanatracto y el segundo Acueducto de Ciudad Bolívar alimentando por el embalse de la Presa de Gurí y que consistió en una aducción de 72 kilómetros de tubería de 54  pulgadas de diámetro, una moderna planta de tratamiento y cuatro tanques con capacidad para 35 millones de litros.
            Durante ese tiempo se registraron en el estado los siguientes acontecimientos: 300 indios Guahibos procedentes de Cabruta, Terecay y Parmana (Guarico) se refugiaron en Caicara del Orinoco, acosados por el hambre. Pero los Panare no les aceptaron en sus tierras y el Gobierno debió reubicarlos en la zona de Perro de Agua; una junta presidida por el médico Celestino Zamora Montes de Oca inició una recia campaña para reclamar la devolución de la avioneta de Jimmy Ángel que de acuerdo con Decreto de 1970 había sido concedida en calidad de préstamo con motivo del año jubilar de la Fuerza Aérea Venezolana; el poeta Víctor Salazar, ganó con YIRA el Premio de Cuentos patrocinado por la Casa Municipal de Cultura; después de un severo tratamiento fitosanitario fue salvado de la muerte el árbol Bálsamo del Perú sembrado desde el siglo pasado en el patio de la Casa del Congreso de Angostura; la UDO concedió el título Doctor honoris Causa al científico y conservacionista Francisco Tamayo y al pintor cinético Jesús soto; el geólogo Galo Yánez ubicó por medio de fotografías aéreas una Sima al borde sureste de la Meseta Aunyantepuy, superior en diámetro (600 mts) a la de Sarisariñama; un hijo del Samán de Gúere, fue sembrado en la Plaza Bolívar el día del árbol; dos jóvenes intersexuales transformados en mujer mediante cirugía practicada en el Hospital Universitario Ruiz y Páez por un equipo de médicos integrado por el cirujano plástico Celestino Zamora Montes de Oca, ginecólogo Silva Córdova, genetista Otto Sánchez, endocrinóloga Casanova y Socióloga Grau; el doctor Hugo Sánchez medina, quien había sido director de la Escuela de Medicina, resultó electo Rector de la Universidad de Oriente mientras, Juanito Arteta,  director de la Banda Dalla Costa y de la Orquesta Angostura que ese año actuó por primera vez en el Teatro Municipal de Caracas, obtuvo el Premio Anual de la Cultura “Brigido Natera Ricci”.
            El cambio intempestivo de Fortunato Adrián Morillo por Álvarez Fernández, trascendió después, respondió a una estrategia electoral ante el avance de la candidatura de Luis Herrera Campins, AD necesitaba ganar las elecciones en Bolívar para no perder su invicto en la tierra de Raúl Leoni, donde siempre había sido fuerte y las gano aunque no tan arrolladoramente como en los comicios anteriores.
            Las elecciones se realizaron el 3 de diciembre de 1978 para Presidente de la República y representantes al congreso. Las elecciones municipales se realizarían por separado el 3 de junio del 79.
            Luis Herrera Campins, COPEI, con el apoyo de URD, FDP y Opina, fue proclamado por el Consejo Supremo Electoral, Presidente de la República, con 2.487.318 votos (46,7 %). Le siguieron, en el segundo lugar, Luis Piñerúa Ordaz (AD), 2.309.577 votos (43.3%) y en el tercero, José Vicente Rangel (MAS), 2.76.083 (5.2%). La votación de los candidatos Diego Arria, Luis Beltrán Prieto, Américo Martín, Héctor Mújica, Leonardo Montiel Ortega, Alejandro Gómez Silva y Pablo Salas Castillo, oscilo entre los 90.060 que obtuvo el primero y los 6.081 sufragios el último.
            En el Estado Bolívar, AD ganó con votos grandes y pequeños: Luis Piñerúa Ordaz obtuvo 118.556 (55.07%) y Luis Herrera, 77.103 (35.82). en votos pequeños AD obtuvo 106.931 y COPEI 64.526. los demás partidos estuvieron por debajo de los 10 mil sufragios.
            La traducción en representantes al Congreso Nacional fue la siguiente: AD, 1 Senador, 4 Diputados al Congreso y 8 a la Asamblea Legislativa. COPEI, 1 Senador, 3 Diputados al congreso y 5 diputados a la Asamblea legislativa.
            Senadores: Leopoldo sucre Figarella (AD) y Alberto Palazzi (COPEI).
            Diputados al congreso por AD: David Morales Bello, Nelson Valera, Pedro Ramón Romera y Ángel Zerpa Mirabal. Por COPEI: Luis Enrique Oberto, Ildenaro Martínez y Pedro Luis Borges.
            Diputados a la Asamblea Legislativa por AD: John Conde Brandt, Jorge Martínez, David Natera Febres, Víctor Mezone, Francisco López Quijada, Carlos Lee Guerra, Miguel Lima Ostos y Benjamín Salazar. Por COPEI: Francisco Centeno, José Cárdenas, Víctor Abad Martínez, Stella Cabrera y Pedro Collins (urredista en la lista copeyana).
            El gobernador Álvarez Fernández no aguanto hasta el final el período constitucional sino que renunció el 6 de febrero de 1979, reclamado por su partido para que asumiera la Secretaría General del CES en virtud de que el Secretario General Nelson Valera había sido electo diputado al Congreso. Dejó en su lugar al Secretario General de Gobierno, José Miguel Gómez Bello, quien dos días después fue juramentado como el gobernador, aunque por brevísimo lapso de 34 días. También fue breve el paso de Álvarez Fernández por la Secretaría General del CES de AD. Resolvió regresar a Caracas donde su profesión tenía mejores perspectivas.
Aeternum vale
            Durante el tiempo del Gobernador Álvarez Fernández los bolivarenses fueron conmovidos por la muerte de:
            + Rafael Montes, médico y Secretario General del MAS, falleció el 5 de de abril de 1978. Se destacó como político de izquierda y dirigente gremial.
            + Luis Viteri Huerta, Gerente de Relaciones Públicas de Ferrominera, fallecido el 11 de mayo de 1978. Profesional competente que representó a Venezuela en el Concejo Directivo de la Federación Interamericana de Asociaciones de Relaciones Públicas en el lapso 1962-65. Secretario General de la FIARP así como Presidente del gremio de Relacionistas Públicos de Venezuela. Miembro fundador de la AVP, Seccional Puerto Ordaz.

            + Graciela Rincón, sicológica y humanista, hija de la poeta Mimina Rodríguez Lezama y esposa entonces del Presidente del Conac, Lic. Luis García Morales. Falleció el 7 de julio de 1978, a las edad de 31 años, de un derrame cerebral cuando paseaba por una calle de Roma luego de estar en Paris con su esposo; el poeta Luis Pastori y Beatriz de Pastori, en el acto inaugural de la Plaza Venezuela en la Capital francesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada