miércoles, 9 de septiembre de 2015

RAFAEL CALDERA (1994-1999)

XV. PERIODO CONSTITUCIONAL

Rafael Caldera, de 77 años, triunfador de las elecciones del 5 de Diciembre de 1993, fue formalmente proclamado como presidente electo de Venezuela para el periodo 1994-1999, por el Concejo Supremo Electoral.
            Había gobernado antes entre 1969-1974 y salió victorioso para un segundo mandato al frente de una coalición de partidos que encabezaron el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y el Movimiento al Socialismo (MAS) junto con otras 14 organizaciones menores, todos los cuales sumaron 1.710.722 votos de un total de 5.616.699 sufragios. En segundo lugar quedó Claudio Fermín, de Acción Democrática, con 1.325.278 votos. Tercer lugar, Oswaldo Álvarez Paz, del partido Social Cristiano COPEI, con 1.276.506 votos y cuarto, Andrés Velásquez, de Causa Radical, 1.232.653 votos. El resto de los votos escrutados fueron obtenidos por los demás candidatos presidenciales.
            Al ser proclamado, el nuevo Presidente de los venezolanos reiteró que la crisis del país: moral, social y política, sumada a la crisis fiscal y del mercado petrolero, lo obligaba a un gobierno de austeridad y a lograr la estabilidad y la paz en todos los aspectos.
            Por su parte en el Estado Bolívar la Junta electoral Principal proclamó a Lucas Matheus (Causa Radical) y Leopoldo Sucre Figarella (AD) senadores y diputados al Congreso Nacional; Edgar Valle Valle y Rafael Marín Jaen (AD); Rafael Rodríguez Acosta (COPEI); Manuel Alfredo Rodríguez (convergencia); Arquímedes Liset, Tello Benítez, Jorge Roig, Alfredo Ramos y Víctor Moreno (LCR).
            En cuanto a la Asamblea Legislativa, LCR obtuvo doce curules; Acción Democrática 4; 2 el partido COPEI y 1 el MAS- Convergencia.
            Caldera, al asumir las riendas del gobierno, encontró una economía desarticulada con una crisis bancaria, baja presión tributaria, subcapitalización de los aparatos productivos, desfase tecnológico, baja productividad, declinación progresiva del salario real y de la inversión privada y un deterioro de la moral pública y privada en el fondo del caos general.
            Con las medidas extraordinarias que adoptó su administración, sumadas al programa de estabilización económica, se lograron avances, entre ellos, que la inflación diminuyera continuamente, pero ya al final de su gestión el país sufrió la más recia crisis petrolera de todos los tiempos. No obstante el gobierno de Caldera redujo durante su mandato el monto de la deuda pública externa de 29.000 a 22.099 millones de dólares.
            Durante los cinco años de su gobierno prometió y cumplió la construcción de 900 mil viviendas. Resolvió el asunto de los presos por los alzamientos militares en 1992, poniendo en libertad a todos los militares procesados por los levantamientos el 4-F y el 27 de noviembre, incluyendo a sus líderes y conforme al IX Plan de la Nación trató de mejorar el aparato productivo, la calidad de vida, de acometer una transformación programada de la educación, una reforma integral del estado para responder a las verdaderas necesidades de la población.

            Durante el quinquenio de Caldera gobernaron en el Estado Bolívar, Andrés Velásquez, reelecto en las elecciones del 6 de diciembre de 1992, y Jorge Carvajal Morales, electo en las elecciones del 3 de Diciembre de 1995 y reelecto en las elecciones del 8 de noviembre de 1998 para el trienio 1999-2002 (Inconcluso debido a la Nueva Constitución)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada