viernes, 30 de octubre de 2015

Gobernador General David Gimón 1914-1915

Político y militar nacido en Zaraza, Estado Guárico, gobernó al Estado Bolívar desde el 14 de febrero de 1914 hasta el 25 de febrero de 1915.  Su gobierno fue prácticamente de transición, hasta tanto lo pretendía el Ejecutivo Nacional se reformara la Constitución en función de la continuidad y de un mayor control de Poder por parte del general Juan Vicente Gómez.

El General David  Gimón,  quien le había hecho oposición  al  régimen  de  Cipriano
Castro desde las filas del Partido Liberal Nacionalista, primero, y luego como segundo jefe de cuerpo del ejercito de la Revolución Libertadora, fue absorbido por el gomecismo y nombrado Presidente del Estado Guarico de donde pasó al Estado Bolívar para ejercer asimismo la primera magistratura por decisión de la Asamblea Regional Plenipotenciarios convocada conforme decreto del Ejecutivo Nacional del 21 de enero.

 Su primer acto de gobierno tras nombrar a Dr. José María Delgado, Secretario General, dispuso la eliminación definitiva de las llamadas Secciones político-territoriales de Bolivar y el Yuruary.  A partir de entonces el Estado Bolívar comenzó a regirse como una unidad federal integral, tan sola divida en distritos.

El 2 de junio, la Asamblea de Plenipotenciarios de los distritos del Estado Bolívar aprobó una nueva Constitución y lo mismo hizo el Congreso o Asamblea Nacional reunida en Caracas.

La nueva Constitución Nacional sancionada diez días después, permitía la reelección del Presidente de la República y eliminaba el Consejo de Gobierno; las ausencias o faltas del Presidente las podía suplir el Ministro que este  designara; sacaba de la sujeción del Presidente de la República la Comandancia General del Ejército.  Establecía el periodo presidencial de siete años y de tres años para restantes poderes públicos,  Congreso, Corte Federal de Justicia y legislatura regional.

Esta reforma constitucional provocó insurrección en varios Estados del país, incluyendo al Estado Bolívar, donde se había alzado Angelito Lanza, en tanto que el general Emilio Arévalo Cedeño invadía desde Colombia.

El General Horacio Ducharne, otrora vencido de la Revolución Libertadora, desembarcó por Oriente con un pequeño ejército de 350 soldados mientras el general Rafael Gabaldón se alzaba en Portuguesa.

Dada la situación, el Presidente del Estado, general David Gimón, decretó un impuesto de guerra para sostener al Ejército que se ocupaba en el interior de destruir las partidas revolucionarias.  Dicho impuesto consistía en inutilizar un Papel Sellado de diez bolívares por cada res o bestia que se embarcaba con destino fuera del Estado y otro de cinco bolívares o clase sexta, por cada res destinada al abasto público.  Asimismo Bs. 0,50 por cada kilogramo de purgo o balatá que se exportara.

El encargado de someter los levantamientos contra Gómez en la región del Yuruary era el vicepresidente del Estado, general Marcelino Torres García, cuyo ejército se enfrentó en Las Chicharras a los hombres del upatense Angelito  Lanza.  En esta acción el general Torres García tuvo dos pérdidas importantes:  los generales Segundo Salazar primero y Vicente Vásquez, después.

En el parte de la guerra del 19 de junio de 1914 que el general Marcelino Torres García le dirige al Presidente del Estado, Gral. David Gimón, después de la acción de Las Chicharras en la que perdió la vida el general Segundo Salazar, le informa que “Angelito Lanza con pocos compañeros que le quedan se salió por una pica reservada.  Ayer a la una lo alcanzó la caballería del Gral. Morales y le tomó algunos prisioneros  y lo obligó a internarse en la montaña.  El encuentro fue el en Cerro Largo, sabana de los Gruber.  Todas las salidas se las tengo tomadas mientras el general Vásquez les siguen los rastros.  A  Lanza le queda muy poca gente, hambrienta y descalza pues no les he dado tiempo para comer”.

A este parte de guerra enviado por telégrafo el 19 de junio desde Guasipati le siguió otro desde Upata el 22 donde reporta la muerte del Gral. Vicente Vásquez en la celada que le puso Angelito en el Paso del León. No obstante las pérdidas, el general Torres García logró pacificar la región del Yuruary y retornar a Ciudad Bolívar para aspirar a la Presidencia del Estado.

Durante el corto lapso del general David Gimón como Presidente del Estado, se registran seis hechos importantes en la ciudad capital: el surgimiento de una Fábrica de Cerveza, la salida desagradable de la diócesis, de Monseñor Antonio María Durand, el naufragio del Masparro, la aparición de la Gaceta Médica, la creación de la Clínica de los Niños pobres y erección de la primera Capilla protestante.

La Cervecería de Ciudad Bolívar, empresa fundada por Juan Andrés Pietrantoni y Luis F. Guevara, salió a la calle el 30 de junio con los tipos Sifón y Pilsen.  Estaba enclavada entre las avenidas Germania y 5 de julio y trabajaba con una planta de manufactura alemana capaz de producir 48 mil litros de cerveza mensualmente.

El séptimo Obispo de la Diócesis de Santo Tomás de Guayana Monseñor Antonio María Durand,  quien ejerció su episcopado durante 23 años (1892-1917), tuvo un final inconveniente y de disgusto con la Santa Sede y el Gobierno Nacional, al rechazar la imposición de Monseñor Sixto Sosa, como Provisor de la Diócesis.  El prelado de origen Trujillano contaba entonces 75 años y dado el mensaje de fecha 15 de junio enviado por el Ministro de Relaciones Interiores, C. Zumeta al Presidente del Estado David Gimón.

“Tengo la honra de comunicarle a usted, Excelencia, que la Santa Sede ha quitado toda jurisdicción sobre la Diócesis de Guayana al obispo Monseñor Antonio María Durand, la cual Diócesis queda sin gobierno espiritual”.

Monseñor moriría tres años después y así como intempestiva y tormentosamente naufragó la gestión del Obispo de la Diócesis naufragó también entre Ciudad Bolívar y San Fernando de Apure el vapor Masparro, con 72 personas a bordo, de las cuales perecieron solo cinco.  El resto fue a tiempo auxiliado y salvado.  Entre las personas que llevaban a su bordo con destino a San Fernando estaban, el general Ramón Garrido hijo, coronel Benjamín Olivieri, Gral. Ignacio Quintana, Cnel Juvenal Colmenares, Enrique Pocaterra, varios oficiales de trapo y los pasajeros Tomás Márquez, luis Trejo Esté, Arturo Saena y Francisco Lara.

La pérdida de Masparro agravó el trasporte fluvial que ya venía afectado.  Esto y otros factores favorecieron la fundación de una nueva línea de vapores en enero de 1915.  The Welcome Steansip establece un servicio entre La Guaira y Ciudad Bolívar con escalas en Barrancas, Trinidad, Demerara, Maroa, Cayena, Carúpano, Pampatar, Cumaná y Guanta.  Se inaugura con el vapor Bienvenido.

La Gaceta Médica, órgano de la Sociedad de Médicos del Estado Bolívar, salió a la calle con su primer número el primero de septiembre bajo la dirección del Dr. J. M. Agosto Méndez y una Junta de Redacción integrada por J. D. Montenegro, D. A. Blanco Ledesma y Manuel Felipe Flores.  Circuló hasta 1944 (30 años), primero mensualmente y luego con una periodicidad trimestral.

Al año siguiente (27 de enero de 1915), esta misma Sociedad de Médicos acordó la creación de la Clínica de Niños Pobres, atendida por los miembros de la corporación.       La Comisión que iba a llevar adelante la obra mediante el arbitramiento de fondos, estuvo formada por el Pbro. Dr. Adrián M Gómez, Dr. José Gabriel Machado, Dr. B. Tavera Acosta, Luis Roncayolo, A. Valera Villalobos, Jorge Suegart, Rafael Recao, Juan B. Pietrantoni  Mariño  y Dr. W. Monserrate Hermoso.

La primera Capilla Protestante de Ciudad Bolívar, fue levantada por iniciativa de súdditos británicos residentes, al final de la calle Libertad, frente al cerro El Vigía y fue construida por Alejandro Sutherland, oriundo de Trinidad y quien se distinguía como excelente constructor y porque, aún sin a la vejez, tenía treinta hijos, la mayoría varones.  El construyó buena parte de las aceras de la ciudad y ese año construía la de la cuadra comprendida entre la Copa de Oro y la Catedral.

1914  fue  el  año  terrible  para  los  europeos  y  de  laguna  manera   afectó   a   los
bolivarenses del lado acá del Orinoco, pues en agosto estalló la Primera Guerra Mundial al declarar Austria la guerra a Servia y movilizar Alemania 5 millones de hombres.  Buena parte del comercio bolivarense se hacía en Europa.  La colonia europea era importante y el temor la sobrecogió cuando en Trinidad comenzaron a ser redadas contra alemanes y fueron allanados barcos con el Appemme en busca de ellos.  Los residentes con nacionalidad de Países involucrados en la Guerra, entre ellos, Ángel Santos Palazzi, Nicolás Perruelo, Eduardo Frossi, Pío Cerami, debieron ausentarse para ir a pelear por sus respectivas patrias.

La Guerra europea entorpeció el aprovisionamiento de mercancías y materias primas como el papel.  El diario El Luchador, por ejemplo, debió reducir sus páginas de 4 a 2 debido al alza del papel, a los múltiples reatos del transporte marítimo, las dificultades del servicio regular de la correspondencia y libramiento de órdenes y giros mercantiles.

Hasta los Relojes públicos parecían afectados.  Tanto así que El Luchador del 21 de noviembre sacó esta nota: “No sabemos si también por causa del conflicto europeo o Guerra Franco-Prusiana, pero es lo cierto que los relojes tipos de Ciudad Bolívar como el de la Catedral, el del Acueducto y el del Resguardo – y no hablemos del de la esquina Boulissiere que anda más desconcertado que un contrabajo son bordones – vienen marchando hace algunos días cada uno por su cuenta y con tal disparidad que los infelices empleados se les hace una verdadera galimatías el saber la hora a que deben marchar a su trabajo”.

Agosto lucía así como funesto para los citadinos  porque  a  la  par  de  la  guerra,  el
Orinoco amenazaba con su crecida, el Papa Pío X dejaba de existir y en la ciudad moría el último farolero de Angostura, Benito Herrada,, quien antes del advenimiento de la luz eléctrica, transitaba diariamente con una escalera al hombre encendiendo los reverberos del alumbrado de kerosene.


La gestión del Gral. David Gimón concluyó el 25 de febrero cuando el Gral. Marcelino Torres García, fue electo por la Asamblea legislativa, Presidente Constitucional del Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada