domingo, 11 de octubre de 2015

Gobernador José Gervasio Barceló Vidal 1948-1953

Fue el primer Gobernador de la década en que los militares resolvieron asumir directamente el Poder, tras el derrocamiento del primer experimento democrático instaurado en el país. Su gestión como tal la inicio el 2 de diciembre de 1948 y concluyó el 11 de marzo de 1953.
            Ángel Fariñas Salgado fue el último Gobernador del trienio 45-48 en el Estado Bolívar. Anteriormente dijimos que sólo ejerció el poder regional durante 47 días, lapso insuficiente para una obra propia, pero si para vivir la incertidumbre de un mal momento. Apenas si tuvo tiempo para ver flotar la Chalana con capacidad para seis camiones que Jorge Inati y Del Valle Lugo construyeron para transbordar vehículos de un lado a otro del Orinoco. Le salía así un competidor a Alberto Minet, quien había venido de Francia traído por Antonio Levanti para construir igualmente chalanas metálicas en sustitución de las antiguas barcazas de madera que predominaban hasta entonces.
            La chalana, a que todo el mundo llamaba Ferry-boat fue botada el 23 octubre y dos días luego empezó la incertidumbre política cuando el Batallón Mariño Nº 9, a quien los accióndemocratistas obsequiaron flores en la Plaza Miranda por su adhesión a la Revolución de Octubre, recibió la orden de trasladarse a Cumaná para dejar su hogar al Batallón Pichincha Nº 14. Aquello no era más que un estratégico movimiento de piezas para lo que vendría después.
            El 20 de noviembre el Presidente Rómulo Gallegos, suspendió las garantías constitucionales en todo el país. El 23 renunció el Gabinete Ejecutivo y el 24 la Fuerzas Armadas Nacionales asumieron la responsabilidad del Gobierno.
            El mismo 24 de noviembre de 1948, Ángel Fariñas Salgado dejó la Gobernación del Estado en manos del tcnel. Alfonso Acosta Córdoba, comandante de la guarnición, quien la tomó acompañado de los civiles doctor J.M. Arapé Garmendia, doctor Manuel Siverio, doctor Carlos Fragachán y Leonardo Aponte.
            El 30, la Junta Militar designó a José Gervasio Barceló Vidal, Gobernador del Estado, tomó posesión el 2 de diciembre; nombró Secretario General de Gobierno al Dr. Aníbal Briceño Araujo y Prefecto del Distrito Heres al Capitán José Rafael León.
            José Gervasio Barceló Vidal, más que político, era un consumado comerciante de la ciudad capital a quien varias casas mercantiles nacionales y del exterior confiaron su representación. Pero de la noche a la mañana y sin haberlo previsto, pasó a ser Gobernador del Estado Bolívar a raíz de ese golpe militar que derrocó al recién electo Presidente constitucional de Venezuela don Rómulo Gallegos.
            Nativo de Ciudad Bolívar (16 de febrero de 1906), ascendió a la Gobernación cuando tenía 42 años de edad, casi la misma de su amigo de infancia el entonces Tcnel. Luis Felipe Llovera Páez al pasar a formar parte de la Junta Militar de Gobierno y con el cual había estudiado en Ciudad Bolívar en los años veinte.
            Al terminar de darle el espaldarazo vendría Llovera Páez cinco meses después, en compañía de su esposa Lilia Josefina Maldonado. Permaneció tres días. No sólo porque sus paisanos le debían un agasajo, sino porque él presidía la Comisión para estudiar las dos propuestas de la Orinoco Mining con relación al transporte del mineral de hierro: dragado del Orinoco y Caño Mánamo o Ferrocarril hasta Guanta. Al final se decidiría por el dragado.
            La gestión político-administrativa de casi cuatro años del gobernador Barceló Vidal estuvo dirigida a embellecer la ciudad con obras urbanísticas que terminaron de erradicar las calles de piedras y albañales. Asimismo a fortalecer la educación con la creación de escuelas y Grupos Escolares, como remodelar y mejorar calles, avenidas, carreteras y puentes.
             Una de sus obras ornamentales que causó gran atracción mientras estuvo activa, fue la Fuente de la Fortuna o Fuente Luminosa donde interceden las avenidas 5 de Julio, 19 de Abril y Germania.
            A.J.G. Barceló Vidal le tocó inaugurar la nueva Planta de Teléfonos Automáticos que tuvo la ciudad. Tenía capacidad para 3 mil suscriptores, según lo anunció entonces su gerente José Ramón Sánchez. Asimismo fue invitado a inaugurar la Radio Bolívar en su segunda etapa, el 5 de enero de 1949. Entonces la Radio instaló sus estudios en la Biblioteca Auditorio. Esta Biblioteca transformada después en Palacio Legislativo, estaba dotada de 1255 volúmenes. Había otras dos bibliotecas: La Manuel Felipe Flores, con 218 libros y la María Antonieta Mejias, con 62. Las tres desaparecieron y surgió en la década del sesenta la Biblioteca Rómulo Gallegos, establecida en el inmueble de la calle Libertad construido por el Lic. Ramón Isidro Montes y el cual sirvieron durante mucho tiempo como Residencia de los Gobernadores. Tocó precisamente al gobernador Barceló Vidal, adquirirlo por 70 mil bolívares.
            Bajo la administración de Barceló Vidal, el INOS inició en julio de 1951, los trabajos de construcción de la Planta de Tratamiento con una inversión de 4 millones de bolívares y al año siguiente, el 11 de agosto, fue invitado a inaugurar al Gran Hotel Bolívar en el Paseo Orinoco y el mismo Paseo la Fábrica de Coca-cola.
            La ciudad comenzaba a acusar con obras modernas la influencia económica de la explotación del hierro que se iniciaba en el sur. Las calles se pavimentaban aceleradamente por el sistema de concreto y avenidas como la Heres, Gáspari y Meneses, eran asfaltadas. La municipalidad se ponía a tono con la nueva realidad y el 3 de febrero del 51 dio distancia de 6,50 metros a partir del eje de la calle para toda nueva construcción.
            Detrás de las avenidas, nuevas edificaciones y las chalanas de acero fabricadas por Minet y Del Valle Lugo Vendría al Ferry boat. El primer intento lo hizo Juan pablo Pietrantoni en combinación con La Traslacustre de Maracaibo que ofrecía sus ferrys Catatumbo y Coquibacoa. Después se fundó con mejor suerte Ferry’s Orinoco S.A. Promovida por Ramón Ochoa Tucker con un capital de 1.400.000,00 bolívares.
            La necesidad del Ferry boat como embarcación con mayor capacidad confortable y segura, se hizo más evidente cuando en agosto de 1951 se incendio la Chalana Apure, propiedad de Salvador Acosta, en el puerto de la Creole, y cuando el 27 de enero de 1952, naufragó, entre la Isla Degredo y la Piedra del Medio, la Chalana La Múcura, de la C.A. Transporte Fluvial, de Antonio Levanti.
            La Ferry’s Orinoco puso en servicio el Ferry Angostura al entrar el año 1953 y más de un mil personas lo entrenaron yendo y viniendo a Soledad. Estuvo en servicio hasta la inauguración del Puente Angostura sobre el Orinoco en enero de 1967. Las Chalanas entonces se mudaron a San Félix y el Ferry Angostura a  la isla de Coche.
            Junto con los trasbordadores surcando el Orinoco se asomaba el peligro de la fiebre aftosa, pues focos importantes fueron detectados en Miranda, Aragua, Lara, Yaracuy, Carabobo y Cojedes, por lo que Raúl Villegas Jefe de Fomento Agropecuario, tomó medidas precautelativas contra la epizootia, entre ellas, la de desinfectar por aspersión los neumáticos de los vehículos que abordaban las chalanas en el puerto de Soledad. También los pasajeros debían caminar, antes de embarcarse, por una batea desinfectante.
            Las medidas contra el peligro de la fiebre aftosa que por primera vez llegaba a Venezuela, contaban con el apoyo de la Asociación de Ganaderos del Estado al frente de la cual estaban Luis Alfredo Silva Zabala, Horacio Cabrera Sifontes y Félix Tomasi. Se Proyectaba entonces el Centro de Recría de Upata, inaugurado finalmente el 28 de septiembre de 1953 con ganado cebú.
            El 14 de octubre de 1949, Monseñor Críspulo Benítez Fonturbel, anunció a los bolivarenses que Monseñor Juan José Bernal Ortiz había sido designado Obispo de la diócesis de Guayana para llenar la vacante producida por la muerte de Monseñor Miguel Antonio Mejia. Su Santidad el Papa Pío XII también lo había preconizado a él y decidido que fuese consagrado Obispo de Barquisimeto.
            Monseñor Bernal Ortiz, nacido en Duaca (Lara) el 8 de marzo de 1907, se posesionó de la Diócesis de Guayana el 18 de diciembre y fue objeto de un caluroso recibimiento contagiado con las festividades de Navidad y Año Nuevo. Una de sus primeras gestiones fue lograr de la municipalidad 22.550 metros cuadrados de terreno para la construcción del Seminario Cristo Rey. El decreto de la donación, emitido el 18 de octubre de 1951, lo firma A.J. Cordoliani como presidente edilicio. El Seminario fue construido e inaugurado el sábado 19 de mayo de 1955.
            Monseñor Benítez volvería a Ciudad Bolívar el 26 de octubre de 1952 junto con el Hermano Nectario María en una gira con la imagen de la Virgen de Coromoto, previa a su coronación canónica que había sido fijada para el 11 de septiembre de ese año.
            Ese mismo año de 1952, el 9 de febrero, volverá Llovera Páez a Ciudad Bolívar. Esta vez para poner la primera piedra de lo que serían las ciudades de Puerto Ordaz y Ciudad Piar.
            Además de Llovera Páez que el mes anterior había sido ascendido la Coronel, estuvieron en el acto, el ministro de Minas, Santiago Vera; el ministro de Obras Públicas, Gerardo Lansón; ministro del Trabajo, Carlos Tinoco Rodil; el Embajador de los Estados Unidos, Fletcher Warren; gobernador J.G. Barceló Vidal; Presidente de la Orinoco Mining Co., Mack Lake; director de Gabinete, Federico R. Schocter y el Obispo monseñor Juan José Bernal Ortiz, quien bendijo la primera piedra de Puerto Ordaz primero y posteriormente la de Ciudad Piar. Entonces se dijo que Puerto Ordaz será el vínculo que unirá al Cerro Bolívar con el mar.
            Los periodistas bolivarenses que ya estaban agremiados en la Asociación Venezolana de Periodistas, destacaron este hecho en la prensa local y nacional. La AVP se fundó el 18 de septiembre de 1951 por iniciativa de Eleazar Sánchez Gamboa, para entonces Corresponsal de El Nacional y quien fue su primer Presidente; José Eleazar Rojas Ruiz, reportero de El Luchador, Tomas Mogna, Luis M. Barrios (Editorial Talavera), José Manuel Guzmán Gómez, corresponsal de La Esfera; José Sánchez Negrón, Pbro. Constantino Maradey, Rafael Maestracci, Joaquín Latorraca, Diógenes Tronconis, Gabriel Vilchez, corresponsal de El Universal; Jesús Antonio Brito, redactor de El Luchador; Monseñor Dámaso Cardozo y el fotógrafo de El Nacional, Américo Bisi. Al acto de instalación asistieron en representación de la AVP Nacional, Simón Alberto Consalvi y Luis José Bellorin.

            El 6 de marzo de 1953 cuando el mundo se enteraba a través de prensa de la muerte del estadista soviético José Stalin, fue designado el doctor Eudoro Sánchez Lanz, nuevo gobernador del Estado Bolívar. Barceló Vidal pasó entonces a la Dirección del Ministerio de Comunicaciones. Falleció el 23 de abril de 1964 ya retirado de la actividad pública y regentando una Casa Mercantil de Representaciones en el Este de Sabana Grande en Caracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada