jueves, 8 de octubre de 2015

Gobernador Horacio Cabrera Sifontes 1959-1960


Ganadero y escritor nacido en Tumeremo, fue designado Gobernador del Estado, el 27 de enero de 1958. Tomó posesión el 30 y gobernó hasta el 20 de febrero de 1959. Su gestión político-administrativo fue de transición de la dictadura de la democracia.
Horacio Cabrera Sifontes, era un hombre inquieto, versátil, conocedor del mundo civilizado no obstante haber nacido en la selva.  Incursionó desde muy temprano en la política inspirado en la trayectoria de su abuelo el general Domingo Sifontes, defensor permanente de la frontera y compañero del Mocho Hernández durante la Revolución legalista.
            Por antigomecista fue internado en la Rotunda durante cuatro años y deportado en 1934. A muerte del dictador, regresó al país y poco tiempo después nuevamente exiliado. Se radicó en Bogotá y allí editó su primer libró: Caramacate, relatos de la selva guayanesa.
            Posteriormente se traslado a California y allí estudió cine. Intervino en la producción del filme venezolano Joropo. En los Estados Unidos conoció al novelista Rómulo Gallegos y lo acompañó en sus exploraciones cinematográficas. Regresó a Venezuela y se dedicó por entero a las faenas agropecuarias llegando a ser presidente de la Asociación de Ganaderos. Siendo dirigente de ese gremio, fue llamado por la junta de gobierno para encargarse de la gobernación del estado.
            Tan pronto tomó posesión el 30 de enero de 1959, el gobernador Horacio Cabrera Sifontes decretó varios nombramientos, entre ellos, el de Secretario general de gobierno, el cual recayó en la persona del doctor Alberto Palazzi. Tesorero designó a J. M. Sucre Ruiz; Director de obras públicas, Ing. Gabriel Angarita Trujillo; de educación, Br. Alfonso Zurbaran; Política, Dr. Alejandro Reyes Flores y Prefecto del distrito capital, Carlos Palazzi.
            Un día antes de posesionarse, el Comandante de la Guarnición había disuelto los Concejos Municipales que el 16 de diciembre de 1957 y conforme a los artículos 5° y 6° de la Ley de Elecciones, hubo nombrado el Congreso Nacional para el Estado Bolívar.
            Tomada esta decisión los había repuesto, quedando el del Distrito Heres conformado por el Dr. J. M. Gómez Rengel, Arnaldo Piñango, Pedro Vicente Guevara, José Totesaut y Luís Granati. Este consejo municipal, reconocido por el nuevo gobernador, se instaló el 3 de febrero bajo la presidencia del Dr. J. M.Gómez Rangel, acompañado en la directiva por Pedro Vicente Guevara y José A. Totesaut, en calidad de vicepresidentes, secretario, Lorenzo Vargas Mendoza.
            La campaña a favor de la construcción de un Puente sobre el Orinoco iniciada por el Concejo Municipal de 1949 se reanudo cuando el 14 de febrero la Cámara de Comercio, presidida por Natalio Valery, se dirigió a la Junta de Gobierno planteándole la necesidad de una comunicación estable entre Guayana y el resto de Venezuela a través de un Puente sobre el Orinoco, obra que había recibido el respaldo unánime en la XII Asamblea Anual (1956) de Fedecámaras.
            El gobernador Horacio Cabrera Sifontes creyó que el asunto del puente estaba suficientemente ambientado y que la oportunidad política era propicia para tomar al respecto una decisión trascendental, como en efecto la tomó retando los inconvenientes que se veían sobrevenir.
            El 3 de agosto dictó un Decreto Nº 269 disponiendo la construcción del Puente sobre el Orinoco, entre Ciudad Bolívar y Soledad, con base central sobre la isla El Degredo. El mismo disponía otorgar la concesión por decreto separado.
             El acto de la firma del Decreto, para el cual fue invitado el Gobernador de Anzoátegui, Dr. Alí Montilla y los Presidentes de los Concejos Municipales de Soledad y Ciudad Bolívar, tuvo lugar en el Mirador Angostura y contó con la presencia masiva de los citadinos y de la junta patriótica que entonces presidía a nivel local el Dr. Domingo Álvarez Rodríguez y a nivel nacional, el periodista Fabricio Ojeda. En esta junta, defensora de la democracia y la cual funcionaba desde la clandestinidad, agrupaba a todos los partidos democráticos.
            Pero surgió un impasse porque el Ejecutivo Regional fue desautorizado por el Gobierno Nacional dado que la decisión de construir el Puente se había tomado ignorando al Ministerio de Obras Públicas y al Colegio de Ingenieros, entes que se consideraban con la facultad legal de revisar y autorizar previamente el proyecto y planos de esta obra para cuya ejecución, se había comprometido la empresa Alemana Demang en condiciones que exoneraban al estado de la inversión.
            La compañía alemana DEMAG se comprometía construir el Puente sobre el Orinoco a un costo de 52 millones de bolívares, pagadero por el sistema de peaje; 80 por ciento para la Compañía y el 20 por ciento restante para las Municipalidades.
            El impasse hizo crisis hasta el punto de llegar el Gobernador a presentar su renuncia. Una renuncia que en la práctica la Junta de Gobierno impidió se materializaran dándole a Horacio Cabrera Sifontes el aliento de seguir adelante con el proyecto, tal vez, a sabiendas, de que era agosto y faltaban menos de cinco meses para el advenimiento de un nuevo gobierno. El nuevo gobierno tomó decisiones diametralmente opuestas en cuanto a condiciones, costos, tipo de obra, empresa y lugar de construcción.
            Durante la gestión de Cabrera Sifontes la Junta de Gobierno decretó la realización de Grupos Escolares con capacidad para 600 alumnos, en Caicara, Guasipati y Ciudad Bolívar; de 400 para Tumeremo y Upata; de 300 para Santa Elena y de 200 alumnos para La Urbana. Asimismo decretó la Universidad de Oriente y el Instituto Venezolano del Hierro y del Acero, adscrito al Ministerio de Fomento sustituyendo la oficina de Estudios Especiales de la Presidencia de la República, con el objetivo básico de impulsar la instalación y la construcción de la Planta Siderúrgica. A raíz de la creación de ese instituto, el Presidente de la Junta de Gobierno, Contralmirante Wolfgan Larrazábal, visitó la Zona del Hierro el 2 de octubre. El 23 de noviembre lo haría a Ciudad Bolívar, ya no como Presidente sino como candidato aspirante a la Presidencia constitucional de la República. Entonces intervino en una gran concentración pública en la Plaza Centurión que rebasó todos los pronósticos de asistencia. Larrazábal vino por tierra y se presentó a la tribuna casi a la media noche.
            Por bula pontificia del 21 de julio de 1958, Ciudad Bolívar fue erigida canónicamente en Arquidiócesis y el 25 de Octubre exaltado como Arzobispo Monseñor Juan José Bernal Ortiz, diez días antes de la coronación del Papa Juan XXIII.
            El 7 de diciembre se realizaron en todo el país las elecciones generales, directas y secretas para elegir Presidente de la República, Legisladores a nivel nacional y regional y concejales. Rómulo Betancourt, candidato presidencial de Acción Democrática, fue proclamado días después mientras el 15 de diciembre por la noche, en acto solemne, Jorge Martínez, Presidente de la Junta Electoral Principal, declaraba electos Senadores a los doctores Raúl Leoni y Jesús Manuel Siso Martínez, AD; Diputados, al Dr. Said Moanack y Pedro Miguel Pareles, de AD y a Domingo Álvarez Rodríguez, de URD.
                Asamblea Legislativa: por AD, Dr. José Luís Machado Luengo, Dr. Pedro Battistini Castro, Lucas Rafael Álvarez, Daniel Naranjo Díaz, Dr. Gervasio Vera Custodio, José Jesús López y Dr. Ramón Sambrano Ochoa, por URD, Américo Fernández, Pedro Anastasio Collins Linche y Ramón Rojas Rojas.
            A la Junta Electoral Distrital, presidida por José Vicente Trotta, tocó proclamar concejales del Distrito Heres a Luís Felipe Pérez Flores, Dr. Roberto Lozano Villegas, Miguel Bilancieri y Dr. Jorge Juncal Ramírez, AD; José Francisco Miranda, René Vahlis y Germán González Seguías, URD.
            El 13 de febrero de 1959, Rómulo Betancourt fue juramentado ante el Congreso Presidente Constitucional de Venezuela y el 20 designó al doctor Diego Heredia Hernández, Gobernador del Estado Bolívar.

            La gestión político-administrativo de Horacio Cabrera duró un año y 24 días, lapso durante el cual decretó además de la construcción del Puente sobre el Río Orinoco, El Escalafón del Magisterio, la construcción de la carretera Upata-El Manteco y la creación de la Escuela de Música “ Carlos Afanador Real”. Decretó asimismo duelo por la muerte de Mario Briceño Iragorri, el 6 de junio. Mario Briceño Iragorri, historiador, escritor y diplomático, fue Gobernador del Estado Bolívar (1943-45) y estaba recién llegado del exilio cuando falleció en Caracas.

1 comentario:

  1. Que se conoce de Horacio Cabrera y El Hato la Vergareña?

    ResponderEliminar